30 oct. 2010

LO MEJOR ESTÁ CON VOS ¡FUERZA, CRISTINA !






No te rindas

No te rindas, aún estás a tiempo

De alcanzar y comenzar de nuevo,

Aceptar tus sombras,

Enterrar tus miedos,

Liberar el lastre,

Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

Continuar el viaje,

Perseguir tus sueños,

Destrabar el tiempo,

Correr los escombros,

Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se esconda,

Y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma

Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo

Porque lo has querido y porque te quiero

Porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,

Quitar los cerrojos,

Abandonar las murallas que te protegieron,

Vivir la vida y aceptar el reto,

Recuperar la risa,

Ensayar un canto,

Bajar la guardia y extender las manos

Desplegar las alas

E intentar de nuevo,

Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se ponga y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma,

Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,

Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás sola, porque yo te quiero.

Mario Benedetti



ELEGÍA MILITANTE

A Néstor Kirchner

Te jugaste
Abriste un mar de esperanza
en esos rudos rostros
que habían olvidado
la sonrisa
Te puteamos alguna vez
cuando no te comprendimos
Te admiramos
cuando tu mano fecunda
rasgó las fortalezas
del poderoso
¡ cuánto te admiramos, carajo!
Desde nuestros deseos de justicia
postergadas al hartazgo
Desde esa añorada
mística popular de Evita
que volvimos a sentir
Desde esos valientes
pañuelos blancos
Inmaculados pañuelos blancos
que hoy pierden un hijo más
tan amado
Nunca supimos demasiado
que te queríamos
como a la vieja
que nadie sabe lo que es sufrir
hasta el día
en que se amanece sin ella
Sordo dolor trepando
a la garganta
deshaciéndose
en miradas acuosas
incrédulas
escupiendo estupor
maldiciendo a la muerte
El pueblo blandió un corazón
en la plaza para despedirte
en esta vida
y abrazarte en la inmortalidad
Esa muerte tan gorila
tan antiperonista siempre
Que sin embargo
¡nunca podrá con nosotros!
Porque estamos de pie
porque nuestra meta es alta
clara nuestra divisa
La causa del pueblo
la nuestra
y guiándonos
la sagrada divisa
de la Patria Grande.

GINA ESCOBAR
Oberá, MISIONES-28-10-2010
ARGENTINA